Síguenos en   

La degradación del sistema público de enseñanza

-

España llegó a tener hasta mediados de los ochenta uno de los mejores sistemas públicos de enseñanza. Tenía uno de los mejores de Europa. Hoy sin embargo, nuestro país está a la cola y apenas una o dos universidades se encuentran entre las 200 mejores del mundo.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Es evidente que la clase política que engendró el régimen del 78 ha sido la principal responsable de esta decadencia. Algo normal en personas sin moralidad y que no desean ciudadanos, sino súbditos. Como es lógico a medida que se ha ido degradando el sistema educativo ha habido una degeneración en la clase política.

Fue poco después de llegar el PSOE al Gobierno cuando el carnet político y el nepotismo han valido más para obtener una plaza en la función pública, que la competencia, la capacidad o el mérito. Los buenos profesores se han ido jubilando o están a punto de jubilarse. En un sistema en decadencia, especialmente en el ámbito de las humanidades, lo normal es que el profesorado y en consecuencia el alumnado, sean cada vez peor.

Para el PSOE defender la educación pública ha sido construir universidades sin control, igualar en la mediocridad a alumnos buenos con alumnos malos y que todo el mundo pueda ir a la universidad al margen de su nivel. Para el PSOE lo importante ha sido la cantidad no la calidad. ¿De qué sirve que más gente pueda ir a la universidad sin entre la mayoría se encuentran los que tienen que emigrar, los que acaban subempleándose, o peor aún, en el paro?

Esta política educativa ineficaz e ineficiente ha sido continuada por los gobiernos del PP. Como consecuencia se ha potenciado la enseñanza privada. Son numerosas las escuelas de negocios y demás centros de formación privados que han surgido en estos últimos años. La oferta de másteres es excesiva. A menudo se tratan de titulaciones que no sirven para nada, sólo para hacer negocios. No obstante hay excepciones, pero éstas sólo pueden disfrutarlas los jóvenes del al menos clase media alta.

España también tuvo una excelente sanidad pública hasta hace poco años. En este caso la estrategia parece ser la misma que en la educación: despilfarrar el dinero del contribuyente para después justificar la privatización de centros. El enchufismo a través de los sindicatos estatales, también está contribuyendo al hundimiento del sistema sanitario. Les recomiendo que vean los vídeos en Youtube de Jesús Candel (Spiriman), un médico de Granada que lleva algunos años denunciando la corrupción en la sanidad andaluza. No obstante, si bien este médico hace muy bien en denunciar los efectos de dicha corrupción, su esfuerzo será en balde si no reconoce la causa de ésta: la inexistencia de separación de poderes y de representación política. Más si cabe si la mayor parte de las personas que apoyan a su movimiento acaban votando en las próximas elecciones.

Este problema se agravó especialmente con las transferencias de estas competencias a las comunidades autónomas. Desde entonces la falta de control sobre lo qué se gasta y el cómo se gasta se ha incrementado significativamente. Por ello los nuevos partidos carecen de credibilidad cuando critican la corrupción, ya que participando defienden lo que hay: control de la justicia por el poder político, falta de representación política y autonomías.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.
 © 2018 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com