Síguenos en   

¿Qué sería de Cataluña sin España?

-

La independencia de Cataluña sería un desastre económico tanto para esta región como para el resto el país. Para ambas zonas esta tendría consecuencias negativas sobre el comercio, la inversión, la deuda, el saldo presupuestario, etc.

El pasado lunes, el economista Roberto Centeno en su página de El Confidencial, se encargó de desgranar datos que ocultan los independentistas:

Dado que las regiones con un mayor nivel de renta per cápita acumulan un déficit fiscal, es decir , pagan por término medio más impuestos y reciben menos gastos. Los separatistas hablan de un déficit fiscal de 11.000 millones de euros en Cataluña, no obstante el Ministerio de Hacienda indicó que este ascendía a 7.439 millones hasta 2012. Ante una posible independencia el profesor Centeno arguye que aún recibiendo la primera aportación neta “tendrían que financiar gastos que hoy corren a cargo del Estado”. Las obligaciones que deberían asumir serían superiores a sus ingresos. Según Roberto Centeno los pensiones y desempleados verían mermados sus ingresos entre un 25 y un 30%.

El experto calcula que una separación entre Cataluña y España reduciría el superávit comercial de la región en relación al Estado en un 90%.Pone como ejemplo el descenso en el comercio de Serbia y Croacia tras la guerra en la antigua Yugoslavia. A ello hay se une que “Cataluña tiene un déficit comercial de 12.277 millones , el -6,37 % de su PIB frente al -2,3 % el conjunto de España-. Sin comunidad autónoma, el déficit comercial de España bajaría a la mitad”, sentencia Centeno.

En relación a la inversión en esta región el economista apunta que el 70% es financiada a través de ahorro del resto de España -dada a cantidad de oficinas que La Caixa y el Sabadell tienen por todo el territorio nacional- . En caso de separación esta “desaparecería totalmente”.

Ahora bien lo más sorprendente son los datos que Roberto Centeno maneja sobre la deuda de Cataluña. Según este la región acumula unos pasivos que alcanzan el 178% de su PIB. Para llegar a esta proporción suma los 64.792 millones de deuda directa con los 289.800 millones de euros de pasivos en circulación. No hay que obviar que el Estado posee el 50% de la deuda directa de esta región, según informó el diario Vozpópuli hace algunas semanas.

En caso de secesión “Cataluña tendrá que imprimir su propia moneda porque saldrá del euro y además incumple todos los criterios de entrada”, según el experto. Como consecuencia su moneda “perdería un 50% de su valor”, lastrando los ahorros monetarios de los hogares.

Es imposible que los independentistas catalanes no conozcan estos datos y las consecuencias negativas que podría tener una separación de nuestro país. Es posible que detrás de las elecciones plebiscitarias se esconda una maniobra de presión, para poder tener una Hacienda propia.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente

 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com