Síguenos en   

¿Qué problemas tendrá el ingreso mínimo vital?

-

Hasta 2018 el 26,1% de la población residente en España estaba en riesgo de pobreza o exclusión social, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. Para considerar a una persona en riesgo de pobreza o exclusión social debe estar incluida en alguno de los tres siguientes criterios:

a) Estar en riesgo de pobreza es, haber obtenido unos ingresos en el año anterior inferior al 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas. La mediana es aquel valor que deja a su izquierda y a su derecha la misma cantidad de unidades de consumo, una vez ordenados los valores del ingreso mínimo al máximo de un grupo de individuos. Una unidad de consumo está constituida por una persona que vive sola. Una familia formada por dos adultos constituye 1,5 unidades de consumo. La tasa de riesgo de pobreza se situó en el 21,5%. Dentro de esta proporción de personas se incluye los hogares de un sólo miembro y aquellos constituidos por dos adultos con dos hijos menores de 14 años. En el primer caso el límite de ingresos es de 8.871 euros, y en el segundo de 18.629 euros.

b) Sufrir una carencia material severa. Afecta al 5,4% de la población que vive en nuestro país, que se encuentra en al menos cuatro de las nueve siguientes situaciones:

- Llegar al final de mes con mucha dificultad (10,4% de la población).

- No poder hacer frente a gastos imprevistos (36% de la población).

- Imposibilidad de ir de vacaciones fuera de casa al menos una vez al año (34,2% de la población).

- Tener retrasos para pagar los gastos de la vivienda principal (luz, alquiler, comunidad, etc) en el último año (7,3% de la población).

- No poder comer pollo, pescado o carne como mínimo cada dos días.

- No poder comprar un automóvil.

- No poder disponer de teléfono.

- No poder tener televisión a color.

- No poder tener una lavadora.

c) Sin empleo o con baja intensidad del mismo. En esta situación se encuentran el 10,7% de las familias, cuyos miembros en edad de trabajar se emplearon el año anterior en un 20% inferior del total de su potencial de trabajo.

Estos datos muestran que la pobreza relativa ya era relativamente alta antes de la actual crisis económica. La crisis de 2008 aún seguía haciendo estragos en una población que aún tiene que hacer frente a una depresión aún peor. Según Cáritas las peticiones de ayuda a su organización han crecido un 77% en los últimos tres meses. Entre los solicitantes hasta un tercio eran nuevos o llevaban más de un año sin solicitar ayudas para cubrir sus necesidades básicas. Por tanto, era perentoria la instauración de un Ingreso Mínimo Vital (IMV). No obstante el IMV aprobado a iniciativa del Gobierno tendrá los siguientes problemas:

- Desincentivará la búsqueda de empleo.En relación únicamente a la demanda de empleo es suficente con registrarse como tal en las oficinas públicas del antiguo INEM . Servicios que no sirven para encontrar trabajo, sino únicamente para cobrar la prestación de desempleo o el subsidio. Luego, hay que reconvertir estas oficinas para que sean auténticos instrumentos para encontrar trabajo. La ayuda debía además estar condicionada a que el demandante demostrase que está buscando trabajo, que está realizando cursos de formación y aceptase ofertas de trabajo, pero nunca condicionada a ofertas y cursos que no estén ligados a su formación y experiencia.

- Aumentará la economía sumergida. La falta de incentivos para buscar empleo llevará a muchos a caer en una trampa de pobreza. Si en el mejor de los casos sólo se genera trabajo precario, la mayoría preferirá trabajar en negro para no perder la ayuda. Hay que tener en cuenta que ésta es de carácter indefinido.

- Atraerá a más parados de fuera de nuestras fronteras. Sólo se requiere un año de residencia en España. Requisito que se suprime en caso de ser mujer "víctima de violencia de genero" o víctima de explotación sexual. Aumentar el número de inmigrantes condenados al paro es un disparate. ¡Tenemos a más del 25% de la población activa parada... ! Si añadimos a los parados oficiales los empleados en ERTE y los autónomos en cese de actividad. En la situación actual es esencial limitar más la entrada de inmigrantes. Por ejemplo, restringiendo el requisito de residencia a antes de 2020 para este año y los próximos.

- Falta de armonización. Esta prestación es compatible con otras ayudas existentes en las regiones. ¿Van a renunciar las comunidades autónomas a sus particulares rentas mínimas o van a emplearla como complemento? Incluso Navarra y el País Vasco, con prestaciones más generosas, podrán gestionar directamente el IMV. ¿Hasta cuánto podrá cobrar un parado dependiendo de la región donde viva?

- El coste de esta ayuda será claramente superior a 3.000 millones de euros anuales. Costará 8.500 millones de euros, ya que la media por unidad familiar es de unos 10.000 euros anuales y la recibirán 850.000 familias.

- Será financiada con aumentos de impuestos o de deuda pública. La fiscalidad sobre el trabajo que soporta una familia con dos hijos y con ingresos medios de ambos progenitores es del 38,17% del PIB. Por encima de la media de la OCDE, que se sitúa en un 32,95%. La deuda pública real (pasivos en circulación) es del 141,4% del PIB, según el Banco de España. El IMV debe ser financiado exclusivamente con recortes de gasto político. El estado de las autonomías nos cuesta 100.000 millones de euros al año.

Con todo ello hay algo más importante. El endurecimiento de los requisitos para obtener el IMV debe ir unido a la adopción de una política económica que favorezca la creación de empleo. En concreto a una política de reducciones de impuestos a la clase media, trabajadora, a pequeños y medianos empresarios. La supresión del injustificable estado autonómico y la fusión de casi la mitad de los ayuntamientos (menores de 500 habitantes) equivaldrían a la eliminación de impuestos y de trabas administrativas, sin perjuicio en la calidad de los servicios públicos. Un descenso drástico de la presión fiscal y del gasto político, permitirían aumentar la inversión pública, incentivadora de la inversión privada. Obviamente este Gobierno ni está ni se le espera para este cometido.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.
 © 2020 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com