Síguenos en   

Las “tres deudas” alcanzan nuevos récords

-

Para entender lo que el Reino de España debe pagar a sus acreedores, tenemos que observar tres perspectivas contables.

La primera perspectiva es el “total bruto de la deuda del Estado en circulación” que alcanzó en junio 948.416 millones de euros. Este tipo de deuda no es el total del dinero que el Reino de España debe, sino una parte de la deuda que el Tesoro Público financia principalmente mediante la venta de títulos de deuda como letras, bonos y obligaciones.

La segunda perspectiva es la “deuda según el protocolo de déficit excesivo” (PDE). Esta es la cifra de deuda que España comunica a la Unión Europea, así se puede comparar el dato con los del resto de los Estados miembros de la Unión. La cifra de este tipo de deuda ha alcanzado los 1,12 billones de euros en el primer trimestre de este año. Al terminar 2016, según Eurostat, este tipo de deuda alcanzó el 99,4% del PIB (Producto Interior Bruto). ¿Por qué se compara la deuda con el PIB? Porque da una orientación de la capacidad del Reino de España para pagar la deuda con impuestos.

La tercera perspectiva es la de los “pasivos en circulación”. En contabilidad, pasivo es básicamente todas las deudas (da igual a quien se le deba el dinero). Y en el primer trimestre de 2017 el total de pasivos alcanzó los 1,54 billones de euros. Estas cifras son malas, porque jamás en la historia de España el Estado ha debido tanto dinero en términos absolutos.

La deuda y el PIB

Si las administraciones públicas no pueden parar el crecimiento de la deuda, una forma de evitar una situación insostenible (que la deuda sea tan grande que no se pueda pagar) es que el crecimiento del PIB sea superior al de la deuda. Dicho de otro modo, si el PIB crece más que la deuda, a igual nivel de impuestos, suele haber una mayor recaudación y se pueden pagar más deudas. Esto ocurre con la deuda según el PDE. Según Eurostat, dicha deuda suponía un 100,4% del PIB en 2014 (récord en la historia de la democracia) desde entonces hasta 2016 bajó al 99,4%.

¿Qué ocurre con los pasivos en circulación? Los pasivos totales se dispararon un 14,07% mientras que el PIB decreció un 1,7% en 2013. En 2014 estas deudas crecieron un 11,8% y la economía sólo un 1,4%. En 2015, los pasivos se redujeron un 0,69% (la primera reducción de este tipo desde 2007) al mismo tiempo que la economía creció un 3,2%. En 2016, los pasivos volvieron a crecer un 2,9% y el PIB creció más, otra vez un 3,2%.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Rafael David Fernández
Periodista y Economista, en búsqueda de la verdad y las fronteras de lo posible.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com