Síguenos en   

España continúa entre los países de la UE con la energía más cara

-

Central eléctrica. Foto de archivo.

El precio medio de la electricidad en los hogares de la Unión Europea (UE) se situó en 0,1353 euros por cada kilovatios/hora (kWh) en el primer semestre de 2016, según datos de Eurostat. Esta cifra está calculada a partir de un consumo entre 2.500 y 5.000 kWh, además de no incluir los impuestos.

Las familias de los países de la UE pagan de promedio un 3,5% menos que entre enero y junio del año pasado, y un 1,5% más que hace cuatro años.

La variación interanual en los seis primeros meses de este año fue del -2,8% con relación a 2015 y del -0,5% con respecto a 2012, si se tiene en cuenta exclusivamente a los hogares de los países de la eurozona, donde el coste medio fue de 0,1323 euros por cada kWh.

Los países de la UE con la electricidad doméstica más cara son Irlanda (0,1883 euros por cada kWh), Reino Unido (0,1859 euros/kWh) España (0,1718 euros/kWh) e Italia (0,1442 euros/kWh). En contraste los que la tienen más barata son Bulgaria (0,0797 euros/kWh), Lituania (0,0859 euros/kWh), Hungría (0,0877 euros/kWh) y Rumanía (0,0916 euros/kWh).

El precio de la electricidad de los hogares ha caído en términos interanuales en todas las economías de la UE, salvo en seis: con relación a 2015 subió en la de Portugal (7,7%), Suecia (3,0%), República Checa (2,4%), Francia (1,9%) y Bulgaria (1,5%) y se mantuvo constante en Malta. Por contra el precio ha bajado significativamente en Chipre (-24,1%), Bélgica (-13,8%) y Reino Unido (-8,2%).

Por otra parte el gas doméstico promedio alcanzó los 0,0468 euros por cada kWh en la UE en el anterior semestre. En este caso, Eurostat ha tenido en cuenta un consumo equivalente de gas natural entre 20 y 200 gigajulios, excluyendo impuestos.

Esta variable disminuyó un 8,7% y un 3,7% en la UE en comparación con los primeros seis meses de 2015 y 2012, respectivamente.

En la zona euro el coste del gas para las familias fue de 0,0475 euros por cada kWh, un 6,8% menos que en 2015 y un 5,5% inferior a 2012.

Entre los países miembros de la UE, aquellos cuyos hogares pagan más por el uso del gas son Portugal (0,0698 euros por cada kWh), Suecia (0,0609 euros/kWh), Irlanda (0,0538 euros/kWh) y España (0,0536 euros/kWh). En el polo opuesto, los socios con el coste más bajo son Rumanía (0,0177 euros/kWh), Hungría (0,0271 euros/kWh), Dinamarca (0,0286 euros/kWh) y Bulgaria (0,0307 euros/kWh).

El coste familiar del gas aumentó sólo en Rumanía (18%) y la República Checa (1,6%) entre enero y junio de este año con relación al mismo periodo del año anterior. Las principales caídas se dieron en Bulgaria (-22,8%), Polonia (-21,8%), Dinamarca (-19,8%) y Grecia (-18,9%).


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com