Síguenos en   

El fin de la economía de mercado y los nuevos sistemas económicos

-

Monumento a Karl Marx.Diema (Pixabay.com)

Hace un siglo y medio que Karl Marx hizo su predicción de la muerte del capitalismo.

Marx decía que éste lleva en su interior el germen de su destrucción: “Las fuerzas productivas, la clase obrera, cada vez más capacitada y especializada y sin la que el sistema no puede existir”. Es una evidencia que la avidez manifestada por el capital, está destruyendo la sociedad en la que vivimos y generando a su vez, como decía el genial alemán de origen judío “sofisticados apetitos imaginarios, inhumanos e innaturales” que generan servidumbre.

Esta servidumbre, profetizó, se convertirá en global debido a la sobreproducción (“Debe arraigarse en todas partes, establecerse en toda partes y formar conexiones en todas partes”) y mediante compañías monopólicas, que se depredarían entre sí. Marx también hablaba sobre el “ejército industrial de reserva” del que estas compañías disponían, debido a un alto índice de desempleo, al que pagaban lo menos posible para obtener grandes ganancias.

¿Será esta clase obrera, contaminada por el consumismo y explotada al máximo, la que cumpla la profecía de Marx, inventando por sí misma un nuevo modelo económico?

El científico social Emmanuel Wallerstein, en su libro sobre el capitalismo, asegura que éste ha alcanzado el otoño de su existencia: “Debemos prepararnos para un invierno crudo, el final del ciclo y de un sistema histórico” En este libro habla de un nuevo sistema emergente, que procederá del caos. Paul Mason lo llamó poscapitalismo, pero tiene otros nombres como tecnocapitalismo o capitalismo digital, sociedad poslaboral. Lo que está claro es que el modelo económico está evolucionando. Es indudable que el modelo capitalista está en crisis, pero también que aparentemente tiene buena salud (una característica fundamental del modelo es su capacidad de adaptación, sobradamente demostrada desde hace mucho tiempo) y además no hay alternativas conocidas.

Los recientes temores por el incremento del proteccionismo, la vuelta del intervencionismo estatal y el fin de la globalización parecen infundados, aunque es imposible saber qué efectos puede tener la reciente crisis sobre el papel de las instituciones que gobiernan la economía global y del papel del Estado en las economías de sus respectivos países, ya que existen razones suficientes para creer que la ausencia de una regulación derivaría en excesos y súbitas correcciones. Los expertos sin embargo coinciden en que los movimientos de capitales y el comercio de bienes y servicios seguirán creciendo, ya que la principal fortaleza de la economía de mercado es su flexibilidad y capacidad de adaptación. A largo plazo, ni la integración económica, el desarrollo institucional o el progreso tecnológico se detendrán.

Sin embargo hay voces disonantes en este concierto, como las que hablan del progreso imparable de la economía colaborativa o la del economista Jeremy Rifkin, que mantiene que nos dirigimos a una sociedad de servicios y productos casi gratuitos, prediciendo que pronto habrá “un internet de las cosas”, que reducirá al mínimo el costo de producir una unidad adicional de un bien o servicio (coste marginal), haciendo posible la transformación de la sociedad a través del nacimiento de una economía capitalista, mixta y colaborativa. Para el sociólogo Craig Calhoun, el capitalismo sólo se salvará si supera tres amenazas: el desequilibrio del sector financiero que provocan enormes deudas y especulaciones, los problemas sociales y ecológicos creados por las políticas neoliberales y las guerras y el cambio climático.

Rifkin predice la reducción de las desigualdades y el crecimiento sostenible. En este aspecto destaca que aunque el capitalismo sea cada vez más eficiente energéticamente, usa cada vez mayor energía y combustible, debido a la tendencia que ya definió Marx hace 151 años: el crecimiento económico sin límites, lo cual sólo puede desembocar en la destrucción del planeta.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Santiago Borreguero

Contenido más reciente





 © 2018 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com