Síguenos en   

Silicon Valley, epicentro del desarrollo del coche autónomo

-

Fuente: Elaboración propia.

Actualmente las compañías más relevantes en el panorama automovilístico del coche con conducción autónoma (coche autónomo) han establecido sus centros tecnológicos o institutos tecnológicos en Silicon Valley (en el área del sur de la Bahía de San Francisco). Entre ellas se encuentran: Google, Tesla Motors, Mercedes-Benz, Tata Motors, Toyota Motor. La carrera por atraer el talento en ese enclave geográfico sigue siendo vertiginosa. Y la remuneración va acorde a la masa presupuestaria destinada a la investigación en dicho campo.

La asignación presupuestaria promedio para cada uno de estos centros tecnológicos superará los 1.000 millones de dólares durante los próximos cinco años.

Dichos centros tecnológicos se centran principalmente en dos áreas perfectamente delimitadas: la inteligencia artificial y las tecnologías para la conducción autónoma.

Cada centro cuenta con una plantilla de aproximadamente 60 investigadores e ingenieros, y de media generalmente suelen contratar tres nuevos trabajadores cada semana. Por lo que el promedio de empleados (investigadores e ingenieros) por cada centro supera la centena. Destacando los centros tecnológicos de Google, Mercedes-Benz y Toyota Motor.

La última compañía automovilística en establecer su Instituto Tecnológico en Silicon Valley ha sido la japonesa Toyota Motor, en enero de 2016. Su plantilla en el inicio estuvo formada por 60 investigadores e ingenieros. El Instituto de Investigación de Toyota cuenta actualmente con 82 trabajadores en nómina. Y tiene previsto, en palabras de Gill Pratt -CEO del instituto-, la contratación de un nuevo ingeniero o investigador cada semana.

La búsqueda de talento en Silicon Valley es incesante y la contratación de talento sigue siendo notable. Así como los acuerdos de colaboración con eméritas universidades de Estados Unidos -el Massachusetts Institute of Technology, la Universidad de Stanford y la Universidad de Michigan- y otras alianzas con otros centros tecnológicos y universidades europeas, americanas y japonesas.

Las contrataciones más relevantes de este año han sido: Toyota Motor ha contratado a James Kuffner, un ex-jefe de la unidad de robótica de Google, a Rodney Brooks, el fundador de iRobot. Así como otros especialistas de tecnologías avanzadas, como los profesores de la Universidad de Michigan: Ryan Eustice y Edwin Olson, los cuales ya habían trabajado anteriormente para Ford Motor, en el desarrollo de coches autónomos. Y por último, al ex-DSO en DARPA, Gill Pratt, (la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos). Pratt fue contratado por Toyota Motor Corporation para el puesto de Consejero Ejecutivo Técnico en septiembre de 2015, en cuyo puesto estuvo 10 meses, tras pasar posteriormente al cargo de CEO del Toyota Research Institute.

El parque móvil mundial asciende hasta los 1.236.273.000 de vehículos en circulación, según datos de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA, por sus siglas en inglés).

Se estima que el coche autónomo reducirá drásticamente el número de fallecimientos por accidentes de tráfico. En la actualidad el número de fallecimientos por esta causa supera el millón de muertes al año en todo el mundo. Y aumentará la eficiencia en la conducción, ya que dará pie a entender la conducción genérica como un ecosistema, con las respectivas nuevas aplicaciones que se deberían desarrollar.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Javier C. Salazar

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com