Síguenos en   

La evolución de la economía irlandesa contrasta con la de otras economías

-

Entre los países de la Unión Europea (UE), a los que más duramente ha golpeado la crisis económica están Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia. En todos se han dado en común dos graves problemas interrelacionados: fuerte endeudamiento público y privado, y carencia de solvencia en muchos de sus bancos o cajas.


Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Eurostat

La evolución de estas economías desde el inicio de la crisis ha sido distinta si se comprueban los datos de Eurostat. De un lado destaca con mucha diferencia, Irlanda, cuyo PIB por habitante subió un 40,67% entre 2008 y 2016. Es el segundo país de la UE con una renta per cápita mayor (58.800 euros), sólo por detrás de Luxemburgo (90.700 euros).

Hay medios que han publicado este año que Portugal ha salido de la crisis. Su PIB per cápita anual ha crecido un 5,92% con relación al inicio de la crisis. No se puede decir lo mismo de Italia, donde esta variable apenas ha variado (0,36%). Menos de España, que ha experimentado una situación casi similar (-0,82%). En una situación significativamente peor está Grecia, que ha perdido una quarta parte de renta por habitante. Ésta se sitúa en 16.300 euros, casi a la misma altura que la que tiene Estonia (16.000). En 2008 las diferencias eran de casi 10.000 euros. Hay que tener en cuenta que Grecia entró en el entonces mercado común en 1981, Estonia en la ya convertida UE en 2004.

De este grupo de países, aquellos cuyos hogares alcanzaron un nivel máximo de endeudamiento en los primeros años de la crisis, han reducido considerablemente su deuda. Esto es lógico que ocurra en un proceso de desapalancamiento del sector privado, el cual le resulta imposible endeudarse más, a la vez que destina mayor proporción de sus ahorros a pagar deuda. Estos países son Irlanda, donde los pasivos de sus familias pasaron de suponer el 220% de la renta disponible bruta en 2009 al 144,5% en 2016. Esta situación también se da en los hogares españoles, ya que esta ratio se redujo del 134,7 al 102,5% entre 2007 y 2016, y en los portugueses, que pasó del 128,1 al 106% entre 2009 y 2016. Los datos del Banco de España revelan que la familias italianas no estaban tan endeudadas . Dicha proporción se ha mantenido en el torno del 63% entre 2010 y 2015. En Grecia ha aguantado en valores próximos al 100% en los últimos tres años de este periodo, al igual que la media de la zona euro.

El endeudamiento de las empresas no financieras ha descendido en las cinco economías de la zona euro en los últimos años. Si se compara el valor máximo de la deuda empresarial con el PIB, es significativa la caída en Irlanda, donde desde un máximo del 325,8% del primer trimestre de 2015, se ha pasado a un 226,4% tres años después. No obstante, se trata de un endeudamiento relativo excesivamente alto en un país atractivo para la inversión, dada las ventajas fiscales existentes. En España el ratio se ha reducido del 133 al 101,9% en los últimos cinco años, y en Portugal, del 143,6 al 113,4% en los últimos cuatro. Las empresas italianas y griegas no tienen un nivel de deuda excesivamente grande, el cual se ha visto reducido mucho más moderadamente que en los casos anteriores.

El incremento del déficit público de estas economías y las ayudas al sector financiero han disparado la deuda pública de éstas. El país celta, vuelve a ser la excepción, la deuda pública con relación al PIB, lleva descendiendo desde 2013. Al cierre del año anterior alcanzó el 120,2%, hoy es del 91,5%. En los últimos tres años se han mantenido relativamente estable en Italia y Portugal (en torno al 130%) y en España (en torno al 100%). En Grecia la proporción ha descendido en tres puntos en el último año, pero supera el 180%. Hay que tener en cuenta que la deuda pública de Irlanda y España no superaba el 50% del PIB de cada país en 2008. Esta deuda pública es la que se emplea para comparar el ratio de cada país de la UE. Obvia la deuda de las empresas públicas, la deuda pública entre administraciones, la que tiene como origen la inversión pública, etc. Los pasivos en circulación de nuestro país, que sí representan el endeudamiento público total, alcanzaron el 138% del PIB en el segundo trimestre de este año.

Con relación a las ayudas públicas al sector financiero hay que señalar que en Irlanda el endeudamiento público provocado por éstas se ha reducido a la mitad. En España apenas ha caído, mientras que en Portugal y Grecia ha aumentado. En Italia apenas se han endeudado para salvar a su sistema financiero. Sin embargo, esta situación se da hasta 2015. El pasado año hubo bancos italianos que tuvieron que ser rescatados, por lo que la deuda pública para salvar a éstos ha debido de aumentar.

La evolución de estos datos explican en gran medida por qué Grecia y España son los países con mayores tasas de desempleo. Aunque la han reducido en estos últimos cuatro años, el nivel de paro sigue siendo más del doble que la media la UE. Por el contrario, Irlanda de tener al 15,2% de la población activa el paro al inicio de 2012, hoy la tiene en el 6,1%. Portugal, de tenerla en el 17,5% en enero de 2013, actualmente la tiene en el 8,9%. Italia es el tercer país con mayor desempleo de la UE, con una tasa del 11,2%, la cual ha permanecido relativamente estable en los dos últimos años.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com