Síguenos en   

El gasto político, una rémora para la creación de empleo

-

Mapa regional de España. Fuente: Pixabay.

Si en España tuvieramos representantes en el Parlamento, éstos estarían más preocupados por crear las condiciones óptimas que dieran lugar a una mayor creación de empleo. Pero en España no tenemos representantes, sino siervos de los aparatos de los partidos políticos, más preocupados en robar y colocar a amigos, familiares y correligionarios en el Estado. Como consecuencia, es en nuestro país dónde más grado descentralización y descontrol existe sobre el gasto público. Ello, como es natural, se traduce en más impuestos que tienen que pagar la clase media y trabajadora, pero también en los que tienen que pagar autónomos, pequeñas y medianas empresas, que son a la postre las que crean la mayor parte del empleo.

Las Comunidades Autónomas (CCAA) junto a los Ayuntamientos gestionaron tres cuartas partes del gasto conjunto de las Administraciones Públicas (AAPP) en 2016, excluido el gasto de la Seguridad Social. Esta cifra alcanza los 231.248 millones de euros, según los datos del Ministerio de Hacienda. A diferencia de la desconcentración, donde las competencias son trasladadas a órganos administrativos dependientes y sin personalidad jurídica, en la descentralización dicha transferencia se da entre AAPP con personalidad jurídica. Por tanto, en este último caso la autonomía para la AAPP que la recibe es mayor, y menor el control que puede realizar en el que la transfiere. La progresiva cesión de competencias a las CCAA ha ido unida a una peor gestión del gasto público. Al menos, desde 1995 las regiones han tenido déficit todos los años. Ese año alcanzó los 2.842 millones de euros, hasta alcanzar 54.811 millones en 2011. Éste pasó del 0,6 al 5,1% del PIB en dicho intervalo de tiempo . Aunque se ha reducido hasta el 0,8%, la deuda pública real, como consecuencia de los déficit acumulados, ha crecido un 49,5% en lo últimos cinco años, alcanzando los 304.692 millones de euros, el 27,4% del PIB, dados los datos del Banco de España.

Y es que aquel 'cafe para todos' no ha tenido otro cometido que enchufar a centenares de miles de personas vinculadas a los partidos políticos. No había razones históricas, ni culturales ni políticas para para crear tal artificio, sólo el interés de los partidos, especialmente del PSOE. Un miembro de esta organización le dijo a Antonio García-Trevijano allá por 1976, que había que dar puestos de trabajo a los subalternos. Otro dirigente socialista, Enrique Múgica, diría en 1982 que esto de la democracia está muy bien, pero que lo importante era darle trabajo a los demócratas. Las adminstraciones regionales son las que concentran a más personal, el cual es el mejor retribuido. El salario medio mensual de estos funcionarios alcanzó 2.738,6 euros en 2015, un 44,61% superior al salario medio total, según el Instituto Nacional de Estadística.

Hay 1.222 municipios españoles con menos de 100 habitantes, ¿en cuánto se reduciría el gasto público se se fusionasen sus Ayuntamientos limítrofes?, ¿cuánto se ahorrarían las arcas públicas si se prescindiese del personal sobrante? Ello sin menoscabo de los servicios públicos.

Los afiliados a la Seguridad Social en pequeñas y medianas empresas crecieron en casi 339.000 personas en términos interanuales durante el primer trimestre de 2017. Esta cantidad representa el 65% de los nuevos cotizantes, según la Conferencia Española de Pequeña y Mediana Empresa. El Sindicato de Técnicos de Hacienda ha denunciado que este tipo de empresas tributan a un 14,9%, mientras las grandes compañías lo hacen al 6%. Los autónomos, además, deben pagar una cuota mínima mensual de 264 euros, superior a la de muchos países desarrollados.

El despilfarro de las AAPP no sólo será pagado con más impuestos, sino con más deuda, que tendrán que pagar las generaciones presentes y futuras. Ésta ya alcanza el 139,1% del PIB.

Como es evidente el excesivo gasto político no es el único obstáculo para crear empleo. La desindustralización de España de los últimos 40 años, la falta de crédito, la dificultades para crear una empresa, la menor inversión pública, etc; explican también que España continúe teniendo una alta tasa de paro.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com