Síguenos en   

Los ganadores luchando contra el coronavirus

-


¤ La Unión Europea subvenciona urgentemente la investigación para luchar contra el coronavirus


¤ Las empresas de venta de jabón y lejía tienen muchas oportunidades de negocio


El mundo se enfrenta a la pandemia 'de facto' del coronavirus. Es una guerra. El enemigo mide unas micras y tiene un nombre específico, COVID-19. Mide cerca de una diez millonésima de un metro, pero ya ha matado a más de 3.803 personas en el mundo... Y para cuando leas este artículo habrá matado a más personas.

Así el mundo ha declarado la guerra al “bichito”. Gran parte de la humanidad está comprometida con esta lucha y los que estén en la primera línea de batalla tienen el apoyo financiero de mucha gente y de muchos Estados. Como no se puede tratar de otro modo cuando hablamos de un virus que ha bloqueado la economía de China, la del norte de Italia y que está afectando negativamente al resto del planeta.

Al grano... ¿qué empresas salen ganando económicamente en esta batalla?

A bote pronto podemos decir que son la empresas que venden mascarillas y cubre-bocas y también las empresas de venta de papel higiénico. Esto suena un poco ridículo, pero en Asia ha habido una obsesión por estos productos. No creo que dure mucho tiempo, porque las mascarillas tipo cubre-boca, sólo son útiles para personas que están enfermas (así no infectan a los sanos), cirujanos y personal sanitario. El papel higiénico sólo tiene algún éxito comercial momentáneo en caso de temor a una inminente cuarentena al estilo de la región china de Hubei. Hasta aquí lo anecdótico.

Los grandes ganadores comerciales de forma sostenida y puntual en el tiempo son los productos de limpieza e higiene personal como el jabón o gel desinfectante para lavarse las manos o como el alcohol, el agua oxigenada, la lejía que sirven para limpiar superficies contaminadas por el virus. Ya que cualquier organización sanitaria en el planeta está promoviendo el lavado de manos frecuente, especialmente después de haber tocado casi cualquier cosa. Así que Henkel Iberica, Persan, el gigante Procter & Gamble, entre otras tendrán el desafío de abastecer España y el resto del mundo.

Hay otro tipo de empresas como PharmaMar que probablemente van a tener mucho trabajo y que está viviendo un aumento de su valor bursátil. En España esta empresa se dedica al diseño de útiles de detección del COVID-19. Las pruebas de coronavirus deben dar resultados rápidos porque de no hacerse así el paciente puede ver deteriorado su enfermedad por falta de un buen diagnóstico, se evita que entre en una zona de aislamiento o en una costosa UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) y se evita el atasco del sistema sanitario. Y PharmaMar parece la más adecuada para el trabajo en España.

En el campo del tratamiento de pacientes con coronavirus se va a utilizar mucho lopinavir y ritonavir vendido por Kaletra que comercializa la empresa americana Abbvie. La combinación de lopinavir y ritonavir ya ha sido utilizada con éxito en Sevilla para tratar el COVID-19.

En el campo de la investigación del COVID-19 en España ya hay unos ganadores provisionales que son estos: el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2); la Universidad de Barcelona; el Centro Nacional de Supercomputación; el Instituto de Salud Carlos III; el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas; el Instituto de Investigación Biomédica, y el BCN Peptides. Todos ellos han recibido, según la web del diario Voz Pópuli, subvenciones de la Unión Europea por vía rápida para descubrir una vacuna, conseguir mejores fármacos, mejorar el análisis, la detección, la prevención y el control del dichoso virus.

Si la situación degenerase – cosa que se verá claramente en las próximas dos semanas –, toda compañía que pueda construir o montar UCI's (Unidades de Cuidados Intensivos), producir trajes aislantes y de protección contra virus, o producir máquinas de respiración asistida va a tener mucho trabajo.

En Israel, el Instituto de Investigación de Galilea (MIGAL) está trabajando en una vacuna y allí esperan obtener resultados definitivos en poco tiempo. En España, el Centro Nacional de Biotecnología también está buscando una vacuna. Moderna e Inovio Pharmaceuticals también están trabajando en sus proyectos de vacuna, según el catedrático de Microbiología, Ignacio López-Goñi.

Incluso se van a aumentar las plantillas del sector sanitario, médicos y enfermeros, porque una mala gestión de los casos obligará meter en aislamiento a decenas o incluso centenares de trabajadores sanitarios que estén infectados o en situación de riesgo. También las cárceles necesitarán más personal sanitario. En Irán y en Italia el virus ha provocado serios problemas de orden y de salud en el sistema carcelario. Fuera de España se está haciendo uso de empresas o, incluso, "pelotones" de desinfección, los cuales necesitan a muchas personas probablemente muy jóvenes al ser más resistentes al virus. Probablemente en España se necesitarán esos servicios pronto.

Habrá que pensar en construir incluso centros de cuarentena y tratamiento para pacientes de COVID-19 para lo que se necesitarán sistemas de construcción modular para acelerar los trabajos rápido y sistemas de ventilación. Esto ya se ha hecho en China.

Si los datos son correctos, China está cerca de curar a todas las personas infectadas en su país. De ser así, sus empresas volverán a ponerse en marcha y venderán los productos necesarios para enfrentarse a la epidemia. La Unión Europea (UE), Corea del Sur, Francia y EE.UU. serán destinatarios de estos productos. Queda por ver la eficacia de la industria alemana para enfrentarse a este desafío dentro de la UE.





-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Rafael David Fernández
Periodista y Economista, en búsqueda de la verdad y las fronteras de lo posible.
 © 2020 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com