Síguenos en   

La deuda de familias y empresas cayó en 426.709 millones entre 2009 y 2016

-


¤ Los pasivos de las AAPP crecieron en casi 800.000 millones


Sucursal de la Caixa. Foto de archivo.

Las empresas y familias españolas han reducido notablemente su deuda desde el inicio de la crisis. El primer agente económico bajó sus pasivos en 237.389 millones de euros entre 2009-2016, según datos del Banco de España (BdE). En los hogares descendió en 189.320 millones. Hoy la deuda de las sociedades no financieras es de 1.132.709 millones de euros y la de las familias de 716.915 millones.

Esto es así, al producirse un proceso de desapalancamiento desde el inicio de la crisis. Es decir, un proceso de devolución de créditos y préstamos otorgados durante la etapa de expansión. Con la recesión, como es natural, aumenta también la restricción al endeudamiento a la par que el aumento de la morosidad. En los últimos siete años la deuda de las empresas ha pasado del 130,3% al 101,7% del PIB. Y la correspondiente a las familias del 84 al 64,4%.

La deuda de las Administraciones Públicas (AAPP), en cambio, ha experimentado un incremento exponencial. De los 659.252 millones de euros que suponían en 2009, al cierre del pasado año alcanzaban los 1.456.820 millones. En consecuencia los pasivos de las AAPP han pasado de representar el 61,1 al 130,8%. Solamente las Comunidades Autónomas han multiplicado su deuda por tres, llegando a 282.760 millones de euros.

¿Qué motivo explica este aumento? La razón es muy simple: de un superávit fiscal del 2,2% del PIB en 2006 se pasó a un saldo negativo del 11% tres años después, dadas las cifras del BdE. Las emisiones de deuda pública sirven para financiar el déficit público. Aunque al cierre de 2016 éste se redujo al 4,5%, hay que tener en cuenta que en torno al 75% de la deuda va destinada a refinanciación. Es decir, el Estado está vendiendo títulos públicos para obtener fondos con los que pagar la deuda antigua que vence.

Durante una etapa de recesión la necesidad de financiación de las AAPP aumenta al caer la recaudación y activarse los estabilizadores automáticos. Los ingresos no financieros del Estado cayeron en 19.503 millones de euros en 2015 con relación a 2007, según la IGAE (Intervención General del Estado). Por su parte el gasto en desempleo creció en 5.695 millones.

Entre las partidas de gasto que tienen un peso importante en el presupuesto y que han crecido significativamente, está el gasto en pensiones, que subió en casi 40.000 millones de euros. También lo hizo, como es natural, el gasto de intereses de la deuda, que creció en 15.000 millones.

Por otra parte están las ayudas estatales que han sido destinadas al sector financiero. Estos recursos no se contabilizan como déficit excesivo, ya que según el Gobierno éstos se iban a recuperar. Lo cierto es que hasta 2015 el coste de salvar al sector bancario costó al contribuyente 60.700 millones de euros, según el Tribunal de Cuentas. Esta factura podrá incrementarse hasta los 75.000 millones.

Los préstamos otorgados por el conjunto de entidades financieras alcanzaron los 1,99 millones de euros en 2016, frente a los 2,15 millones prestados en 2019. Dada la práctica desaparición del mercado interbancario, los bancos españoles no tienen más remedio que acudir al sistema de bancos centrales (Target 2) para financiarse. En consecuencia el BdE tiene una cuenta acreedora con el Eurosistema de 109.150 millones de euros y una cuenta deudora de 366.445 millones. Es decir, el regulador tiene una deuda neta con los bancos centrales de la zona euro de 257.295 millones. Esta cantidad, dirigida a financiar a los bancos españoles, refleja los problemas de liquidez de éstos.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com