Síguenos en   

La crisis económica dejará a 580.000 niños solos este verano

-

Grupo de niños. Ana Alas (Flickr.com)

El informe de la ONG Educo con fecha junio 2018 denuncia que, en España, donde uno de cada tres niños sufre las consecuencias de la pobreza y la exclusión social, unos 580.000 de entre 3 y 16 años pasarán el verano sin acceso a actividades recreativas y con el estómago vacío y gruñendo.

Son los “niños de la llave”. Hijos de familias españolas que, a causa del precio de los alquileres, la precarización laboral y los salarios bajos, comparten piso. Sus padres, que trabajan todo el día, pero no por ello logran salir de pobres, son incapaces de pagar a alguien que los cuide o juegue con ellos. Hasta el reinicio del curso escolar permanecerán solos o con hermanitos a cargo. No armarán tiendas de campaña ni disfrutarán del mar. Tampoco invitarán a amigos a merendar ni remontarán barriletes. Con suerte, mirarán la vida de los otros por tevé entre las cuatro paredes de su habitación.

La encuesta nacional de Educo revela que la pobreza impacta en la infancia y hace mella en su bienestar presente y en su futuro. Es que vivir en estado de vulnerabilidad afecta la salud física y emocional de estos niños. El estrés, los conflictos familiares y la desmotivación, entre otros malestares que, por cotidianos, se tornan crónicos, reinan en sus ocho metros cuadrados promedio de espacio vital. “El impacto de estas consecuencias en el desarrollo vital y educativo de los menores son realmente dramáticas”, asegura Lucía Martínez Virto, especialista en Trabajo Social, participante del informe. En efecto, más temprano que tarde, se vuelven temerosos, inseguros, a veces agresivos y hasta con serios problemas psíquicos.

Porque los derechos de los niños no se toman vacaciones, Educo ha lanzado, por quinto año consecutivo, su programa de becas de comedor para ayudar, a través de donaciones, a los niños y adolescentes que, a causa de la crisis económica, no podrán cubrir sus necesidades básicas este verano. Y el Gobierno de Pedro Sánchez, por su parte, ha duplicado los fondos del plan VECA (de 5 a 10 millones de euros) para que los ayuntamientos y las comunidades autónomas aumenten las plazas de sus campamentos y comedores de verano. Ello se traducirá en desayuno, actividades de ocio y educativas, comida y paquete de cena para menores vulnerables.

La sociedad civil y política, tirando del mismo carro, darán respuesta, con gestos concretos, al 34% de las familias españolas que, según la Encuesta de Condiciones de Vida, no se puede permitir ni una semana de vacaciones. Y los niños podrán, al menos un rato al día, dejar de comportarse como adultos de cortísima edad, y ser simplemente niños con derecho a jugar y ser felices. Este verano, y todos los días de su vida.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Laura Zavoyovski
 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com