Síguenos en   

La banca española, más dependiente del BCE desde 2012

-

Sucursal del Banco de España en Málaga. Foto de archivo.

La banca española continúa teniendo problemas para acceder a la financiación  procedente del mercado. Los datos del mes de enero del balance consolidado del Banco de España (BdE) indican lo siguiente:

La necesidad de financiación del conjunto del sistema financiero español con el Eurosistema —Target 2— aumentó un 28,4% interanual, alcanzando los 338,5 mil millones de euros. Esta cantidad indica la posición deudora del BdE frente a los bancos centrales de la Eurozona, especialmente con el alemán. Desde el año 2012 no llegaba a este nivel.

— La financiación del BdE a las entidades financieras alcanzó los 144,5 mil millones de euros, un 8,74% superior a enero de 2015. Casi una cuarta parte de la financiación total que suministra el Banco Central Europeo (BCE) va a bancos españoles.

— Las compras de activos por parte del BdE se han multiplicado por dos en un año, pasando de un valor de 113,2 mil a 224,2 mil millones de euros.

Estos datos revelan que desde el año 2012 las entidades financieras patrias son más dependientes del BCE, como prestamista en última instancia. A medida que éstas han ido perdiendo acceso al mercado interbancario, su deuda con aquél se ha ido incrementado. Prueba de ello es que los depósitos residentes que se prestan los bancos cayeron un 45,6% entre 2012 y 2014,  hasta los 311,5 mil millones de euros, según el BdE.

La política expansiva del banco emisor revela también la crisis de deuda pública existente. Los bonos soberanos se exigen como colateral (garantía) para recibir préstamos del BCE. Al mismo tiempo éste, a través de los bancos centrales nacionales de la zona euro, compra deuda pública, dentro de los activos que se han mencionado. La banca española aún tiene títulos públicos del reino valorados en 117,9 mil millones, mientras en 2012 los tenía en 139,9 millones de euros, según datos del Tesoro Público.

Uno de los objetivos de esta política monetaria no es otro que retirar de los balances bancarios estos activos, los cuales valen muy poco para los inversores. Con ello también se consigue evitar subidas de las primas de riesgo de los países periféricos, que aumentan al bajar la demanda de bonos.

No obstante, el programa de compra de bonos y de bajos tipos de interés está provocando un incremento de la deuda pública real. Los pasivos en circulación han pasado de representar el 114,2% al 141,4% del PIB entre el año 2012 y el tercer trimestre de 2016, según el BdE. El Tesoro prevé emitir deuda por valor de 200 mil millones euros durante este año. El 86,5% va a pagar deuda que vence, esto es, a refinanciación.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com