Síguenos en   

Los desempleados que estén cobrando su prestación pueden seguir cotizando

-

Oficina de la Seguridad Social. Foto de archivo.

Según el Ministerio de Trabajo, los desempleados que estén cobrando su prestación por desempleo y le queden algunos años por cotizar a la Seguridad Social pueden mantener su derecho a una pensión. Es decir, tienen la posibilidad de firmar un convenio especial con la Seguridad Social que les permita mantener o aumentar su poder adquisitivo tras su jubilación.

Qué beneficios tiene firmar este convenio especial con la Seguridad Social

Muchos trabajadores desconocen la posibilidad que hay de cotizar de forma individual para completar sus aportaciones a la Seguridad Social para el cálculo de su pensión y, de esta forma, aumentar o mantener su poder adquisitivo tras su jubilación.

Además, en este caso un trabajador tendrá cubiertas una serie de prestaciones (la jubilación o viudedad, las prestaciones de invalidez permanente, muerte y supervivencia, derivadas de enfermedad común y accidente no laboral y servicios sociales) que perdería si dejara de cotizar.

¿Por cuánto cotizar?

Se deberá elegir la mejor opción, ya que algunas pueden no ser beneficiosas por diversas circunstancias.

Las opciones son: 1) Se suscribe, decide cotizar y mantiene la misma base de cotización; 2) Se suscribe al convenio, pero por la base mínima de cotización; 3) No se suscribe al convenio.

Qué personas pueden acogerse

Las personas que pueden suscribirse a este convenio especial con la Seguridad Social son, principalmente:

1) Los trabajadores que causen baja en la Seguridad Social.
2) Los desempleados que cesen en la percepción de la prestación o subsidio por desempleo.
3) Los pensionistas de jubilación o incapacidad que pierdan su pensión por sentencia firme o por haber sido declarados capaces o inválidos parciales.
4) Los trabajadores que hayan causado baja porque han solicitado una pensión y les ha sido denegada.
5) Los trabajadores o asimilados que cesen en su actividad y sean contratados por salarios con cotizaciones inferiores al promedio que tenían el año anterior.

Exigencias de la Seguridad Social

En cualquier caso, la Seguridad Social exige a los trabajadores, como requisito imprescindible para tramitar el convenio, tener cubierto un periodo mínimo de cotización de 1.080 días en los 12 años inmediatamente anteriores a la baja en la Seguridad Social.

Si cumple este requisito, sólo tiene que presentar el modelo TA-0040 en cualquier oficina de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Podrá elegir la base por la que cotizará entre las siguientes opciones:

A) La base máxima del grupo de cotización correspondiente a la categoría profesional en la que estuviera dado de alta, siempre que haya cotizado por ella al menos 24 meses en los últimos cinco años.

B) La base media por la que ha venido cotizando en los últimos 12 meses.

C) La base mínima de cotización vigente.

D) Una base de cotización que esté comprendida entre las bases anteriores.

Las cuotas se calculan según la base de cotización que se elija, que cambia cada año. Esta cifra se multiplica por un tipo único de cotización (28,3% para el año 2016) y por un coeficiente reductor, que este año es el 0,94. El resultado de estas operaciones le dará la cuota que tiene que pagar.

Esa cantidad deberá pagarla todos los meses en una entidad financiera colaboradora (banco o caja) a través de un documento que se llama “Recibo de liquidación de cotización” hasta que suspenda el convenio.

Cuándo se deja de pagar

El convenio especial establece que quedará suspendido en los periodos de actividad laboral del trabajador. Este está obligado a comunicarlo a la Tesorería General dentro de los 10 días naturales siguientes al comienzo de la nueva actividad laboral. Una vez finalizada, puede volver a reanudar el convenio.

Cuándo se extinguirá

1) Si usted entra en el mismo régimen de la Seguridad Social en el que haya suscrito el convenio.

2) Si adquiere la condición de jubilado o pensionista por incapacidad permanente.

3) Si deja de abonar las cuotas durante tres meses consecutivos o cinco meses no consecutivos.

4) Por fallecimiento.

5) Por decisión propia. Para ello tendrá que comunicarlo por escrito a la Dirección General de la Tesorería de la Seguridad Social o a la oficina que le corresponda.




-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Javier C. Salazar

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com