Síguenos en   

La economía de Brasil todavía está cayendo

-

Brasil está viendo encoger su PIB (Producto Interior Bruto) por segundo año consecutivo. La caída anual del PIB en 2016 fue del 3,6%, y en 2015 del 3,8%, según el IBGE (el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística). La situación de reducción anual del PIB fue 5,4% en el primer trimestre de 2016, cuando Michel Temer era todavía presidente interino de Brasil.

En el último trimestre de 2016, el PIB brasileño era de 1630,6 billones de reales (el 1 de enero de 2017 un euro valía, 3,4 reales, según es.investing.com), de los cuales 1.058,9 billones de reales provenían del sector servicios. El sector servicios se redujo un 0,8% en ese trimestre y 6,6% en todo 2016. Visto desde el lado de la demanda, el consumo de las familias fue de 1.042,2 billones de reales en el cuarto trimestre de 2016, un 0,6% menos que en el trimestre anterior y se redujo un 4,2% en todo 2016.

Esta situación se complica por el aumento del paro. A principios de 2014, la tasa de paro se situaba en el 6,4% y en enero alcanzó el 12,6% (el mayor nivel de paro de al menos los últimos 5 años). Actualmente en Brasil se estima que hay 89,9 millones de personas trabajando y 12,9 millones en paro.

Brasil tiene un grave problema que tendrá secuelas en su productividad a largo plazo, la caída de su FBCF (Formación Bruta de Capital Fijo), es decir, de las inversiones en maquinaria (entre otras cosas) para aumentar para aumentar la productividad. La FBCF cayó un 10,2%. Si comparásemos los 254,8 billones de reales de FBCF en el último trimestre de 2016 con los del último trimestre de 2015, se produjo una reducción del 5,4%, la 11ª caída de este tipo producida ininterrupidamente. Esto se debe, según el IBGE, a la caída de bienes de capital importados o producidos en Brasil y a la caída de la construcción. Comparando el aporte de la construcción al PIB en los cuartos trimestres de 2016 y 2015, se redujo un 7,5%.

La FBCF es un 16,4% del PIB brasileño. Según el economista Simon Wong, la tasa de FBCF en Brasil es más baja que en las principales economías de Sudamérica, lo que se debe directamente a una baja tasa de ahorro (13,9%, según el IBGE) que a su vez se debe a una economía enfocada a aumentar el consumo por encima del crecimiento de la renta, a pensiones públicas de jubilación generosas y a las cargas tributarias.

El gasto del sector público se redujo un 0,6% en el último año y, en el trimestre de noviembre de 2016 al pasado enero, el sector público redujo su plantilla en 651.000 empleados, según el IBGE. Según el Banco Central de Brasil en enero la deuda pública de Brasil, supuso un 69,7% del PIB, en noviembre era el 70,7% (el máximo desde al menos 2006), lo que da cuenta de los esfuerzos del Gobierno de Michel Temer por controlar el gasto público.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Rafael David Fernández
Periodista y Economista, en búsqueda de la verdad y las fronteras de lo posible.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com