Síguenos en   

Los niveles de deuda lastran los balances de algunas empresas del Ibex

-

La situación financiera de algunas de las principales empresas de nuestro país no parece tan buena como debería ser. A tenor de los últimos datos que éstas han remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se muestra una fuerte contracción en la cuenta de resultados y un elevado endeudamiento.

Un caso a destacar es el de Telefónica. Esta compañía acumula una deuda a largo plazo de 64.795 millones de euros hasta el primer semestre del año. Esta cantidad es un 7,08% superior a la generada durante la misma etapa del año anterior. Los beneficios de la empresa de telecomunicaciones han caído un 43,76%, hasta los 1.211 millones de euros. Ello se explica por un descenso en la facturación del 7%, provocado a su vez por un incremento de los intereses de la deuda (60,92%) generados por tal volumen de deuda. Estos gastos financieros ya superan los 3.000 millones de euros. Como consecuencia los beneficios por acción de Telefónica han descendido un 43,9%, hasta 0,23 euros/acción.

Otra empresa que ha visto lastrada su cuenta de resultados es Repsol. Los beneficios de esta compañía cayeron un 39% interanual durante los seis primeros meses del año, bajando a 660 millones de euros. En gran parte su situación está provocada por la caída en el importe neto de la cifra de negocios¹ (-21,67%). Precisamente hace unos días Repsol y La Caixa vendieron el 20% de Gas Natural al fondo de Estados Unidos, Global Infrastructure Partners (GIP), por 3.802 millones de euros. La empresa gasista tiene unos pasivos a corto plazo de 8.597 millones de euros, tres cuartas partes de los ingresos por facturación obtenidos entre enero y junio.

Iberdrola también es otra de las compañías energéticas donde ha empeorado su balance. A unos pasivos no corrientes² de casi 50.000 millones de euros hasta junio, se une un descenso en el valor de su facturación del 7,61%. Este es muy inferior a su nivel de deuda a largo plazo, ya que se sitúa en 14.898 millones de euros.

Hace dos meses el diario Cinco Días informaba que el Banco Central Europeo (BCE) está comprando deuda de estas empresas. No sólo lo está haciendo en el mercado secundario, sino en el mercado primario, según el economista Juan Laborda. A ello se unen las adquisiciones de bonos de empresas como Red Eléctrica, Enagás, Abertis, Mapfre y Redexis. Ello explica que las rentabilidades de estos títulos sean próximas a cero o incluso negativas. Desde principios de junio el BCE, a través del Banco de España, lleva adquiriendo deuda corporativa de grandes empresas españolas. En total 10.400 millones de euros. Este es el mayor comprador entre los bancos centrales de la zona euro, con al menos 40 emisiones distintas. Un 50% de éstas han ido dirigidas a la compra de bonos de Telefónica, Repsol e Iberdrola.






¹ Cuando se habla del importe neto de la cifra de negocio se está hablando del nivel de ingresos por facturación.

² El pasivo corriente está constituido por la deuda a corto plazo, es decir, la deuda con un plazo de vencimiento inferior al año. Los pasivos no corrientes tienen un plazo superior a éste.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com