Síguenos en   

El 83,5% de los contribuyentes gana menos de 30.000 euros anuales

-

Según datos de la Agencia Tributaria el 83,5% de los contribuyentes por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Patrimonio (IP) tuvieron una renta inferior a 30.000 euros en 2015. Es decir, 18.656.620 de personas obtuvieron unos ingresos por debajo de los 2.142,8 euros al mes en 14 pagas.

Esto quiere decir que aquellos asalariados con una renta superior a 30.000 euros, ganaron 2,2 veces más que la media durante el pasado ejercicio, que fue de 21.513 euros. Esta proporción aumenta en el caso de los pensionistas de este colectivo, que con una pensión media de 37.990 euros, recibieron 2,7 veces más que la pensión promedio.


Fuente: Agencia Tributaria

Por tramo de renta, el grupo de contribuyentes más numeroso fue el que percibió una renta entre 12.001 y 18.000 euros al año, los cuales suponen el 16,8% del total de contribuyentes. En concreto hubo hasta 3.764.778 personas con una ganancia entre estos límites, con una remuneración media anual de 15.129 euros para los asalariados, de 14.176 euros para los pensionistas y de 13.906 euros en el caso de los desempleados.

En el tramo inferior se encuentran aquellos con un nivel de ingresos inferior a 3.000 euros al año, quiénes representan el 11,3% del total. Este grupo está compuesto por 1.722.339 asalariados, 348.532 pensionistas y 473.599 desempleados, los cuales obtuvieron una renta promedio de 1.170, 1.451 y 1.593 euros, respectivamente.

El IRPF es un impuesto directo, esto es, un tipo de tributo que grava la manifestación inmediata de la capacidad económica de una persona, en este caso la obtención de rentas durante un ejercicio, coincidente con el año natural. En concreto grava los rendimientos del trabajo y de actividades económicas, los rendimientos del capital (intereses de cuentas bancarias, dividendos de acciones, etc) y las ganancias y pérdidas patrimoniales. Según datos provisionales de recaudación de la Agencia Tributaria, durante 2015 se recaudaron 68.188 millones de euros por este impuesto, un 3,7% menos que en el año 2014. El IRPF es el tributo más importante, ya que es el que más contribuye a la obtención de ingresos no financieros por parte de Hacienda.

El IP también es un impuesto directo, pero que recae sobre la titularidad de un patrimonio, que engloba la propiedad de bienes y de derechos de una persona. Al valor de estos hay que deducir las cargas, deudas y obligaciones que el contribuyente tiene que hacer frente. Actualmente este tributo está cedido a las comunidades autónomas, las cuales en conjunto recaudaron 1.032 millones de euros en 2015, un 0,97% menos que el año 2014.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com