Síguenos en   

¿Será rentable para Apple y sus proveedores un iPhone más barato?

-

Fuente: Elaboración propia.

Las previsiones de Apple apuntan a que sus ventas decrecerán este primer trimestre de 2016, después de trece años consecutivos de subida. Debido a la previsible merma de sus ventas, Apple se planteó la posibilidad de reducir sus costes de producción para el desarrollo de un nuevo modelo de iPhone, el iPhone SE. Este nuevo modelo de iPhone está enfocado principalmente a ganar cuota de mercado en los mercados emergentes, y así incrementar los beneficios del gigante tecnológico americano.

Esta nueva estrategia empresarial es probablemente una mala noticia para sus proveedores de componentes a nivel mundial.

El nuevo dispositivo tiene una pantalla de cuatro pulgadas, es decir, las dimensiones de pantalla que actualmente tiene el iPhone 5s, y una cámara con idéntica resolución al iPhone 6. Mientras que sus procesadores (chips) serán los mismos que los del iPhone 6s.

El uso de componentes de modelos anteriores indica la aplicación de una nueva estrategia empresarial cuyo fundamento deja de ser la innovación tecnológica, para centrarse en la bajada de precio, y así aumentar la demanda de iPhones en las economías emergentes.

Apple advirtió en enero que las ventas podrían caer por primera vez en 13 años en el primer trimestre de 2016. El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, señaló que la principal razón de esta disminución de ventas se debería a la pérdida de ventas en los mercados emergentes.

Si tenemos en cuenta las palabras de Cook, comercializar un iPhone con un precio más bajo podría incrementar la demanda, aunque esto vaya en contra de la filosofía empresarial y de la fórmula de éxito de Apple, consistente en lanzar nuevos modelos al mercado con tecnología de vanguardia.

El nuevo iPhone es probable que no tenga la acogida que se prevé, y que por tanto desempeñe una contribución muy poco significativa al beneficio de la multinacional estadounidense. Fuentes cercanas a Apple aseguran que la comercialización del iPhone de bajo coste supondrá entre el 4% y el 6% de las ventas totales de la compañía. Por lo que todavía queda por valorar si realmente merece la pena sacrificar la filosofía empresarial de Apple para lograr una mejora tan poco significativa en los beneficios.

Para los proveedores de componentes este giro empresarial les supondrá un duro obstáculo para el incremento de sus ingresos, según señala Jason Cheng, consejero delegado de Pegatron Corporation, empresa proveedora de componentes electrónicos para iPhone. Ya que no se incrementará el volumen de producción, porque no se fabricarán nuevos componentes. Ni aumentará el precio del nuevo Iphone, porque no aporta nuevas características ni funcionalidades en el mercado de smartphones.

Las estimaciones de ganancias de los principales proveedores de componentes de Apple siguen siendo en gran parte pesimistas. Además, las nuevas características ya desarrolladas para iPhone se añadirían a futuros modelos a partir de 2017, por lo que los proveedores de componentes tampoco verían aumentar sus ingresos por este lado.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Javier C. Salazar

Contenido más reciente

 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com