Síguenos en   

Crece el número de parados sin prestaciones

-


¤ Más de la mitad de los parados son de larga duración


La tasa de cobertura bruta por prestación de desempleo es el cociente entre el número de beneficiarios de ayudas, y los parados registrados en el SEPE con experiencia laboral junto a los que reciben un subsidio temporal agrario. El último dato del Ministerio de Empleo, correspondiente a julio de 2017, fue del 58,78%. Es decir, el 41,22% del este colectivo de parados no tuvo ninguna protección económica.

La media de los primeros siete meses del año es del 55,57%, casi un punto superior a la del mismo periodo del año 2016. La tasa de cobertura anual cayó progresivamente entre 2011 y 2016, cuando paso del 70,7% al 55,10%. Este descenso no se ha debido tanto al crecimiento del empleo como al endurecimiento de los requisitos para obtener una prestación o subsidio. Mientras que el *paro registrado se redujo en 388.262 personas en ese intervalo de cinco años, los beneficiarios de prestaciones han caído en 836.000 durante el mismo periodo de tiempo. Únicamente en los siete primeros meses de 2017 han decrecido de promedio en 170.000 personas.

Los parados registrados con experiencia laboral que han agotado la ayuda o simplemente no tienen derecho a recibirla ascendían a 1.184.784 personas en julio, el 40% de este colectivo.

La calidad de las prestaciones ha caído dado que la proporción de las ayudas asistenciales y otras no contributivas, de menor periodo y cuantía, ha aumentado. La prestaciones contributivas de desempleo suponían el 46,66% en 2011. Cinco años después este ratio se redujo al 38%. Actualmente de los 1.851.000 de beneficiarios de prestaciones, el 41,76% obtienen la contributiva, el 45,75% la asistencial, el 10,64% la renta mínima de inserción, y el 1,83% son derivadas del programa de activación de empleo.

La cuantía media mensual de una prestación contributiva comenzó a descender a partir de 2013. Desde los 859,7 euros por beneficiario descendió a los 800 euros en 2016. La media entre enero y julio de este año es de 801,5 euros. El mayor peso de las ayudas de menor cuantía y periodo y la reducción del importe de las contributivas explican la reducción del gasto en desempleo, . Sólo entre 2014 y 2016 éste cayó un 24,14%, situándose en 18.638 millones de euros.

El 54,55% de los parados lleva más de un año sin trabajar, es decir, son de larga duración, según la última EPA (Encuesta de Población Activa). Sólo la cifra de los que llevan al menos dos años en paro asciende a 1,59 millones de personas. Es precisamente este colectivo el que menos nivel de protección tiene, y por tanto, el que mayor grado de pobreza sufre.



*El paro registrado no tiene en cuenta a todos los parados, sino a los que están inscritos en las oficinas. De éstos se obvia a determinados colectivos. La cifra más realista sobre el nivel de paro existente es la proporcionada por el INE a través de EPA. Según ésta entre 2011 y 2016 el paro se redujo en 531.500 personas. No obstante, a efecto de comparar lo evolución de los beneficiarios de prestaciones con el nivel de paro, es más útil hacerlo con la cifra de paro registrado, ya que los que pueden tener derecho a una prestación o ayuda deben estar inscritos en alguna oficina.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com