Síguenos en   

Los bancos en Grecia pierden 43 mil millones de euros tras el corralito

-

Después de los controles de capital impuestos por el Banco Central de Grecia el 28 de junio, la prohibición de las transferencias de dinero al exterior sin la aprobación previa y documentación correspondiente, y el control sobre la retirada de dinero en cajeros automáticos, los depósitos bancarios griegos aumentaron por primera vez desde que Syriza ganara sus primeras elecciones, hace casi un año.

Los controles de capital lograron frenar la salida de capital de los prestamistas de los países acreedores, a expensas de una inminente recuperación económica.

El stock de dinero en poder de las familias y las empresas se elevó a 121.100 millones de euros en agosto, según datos del Banco Central de Grecia publicados el pasado viernes 25 de septiembre de 2015. En julio esta cantidad fue de 120.800 millones de euros. El incremento de 300 millones de euros ha sido la primera subida mensual desde septiembre de 2014.

El sistema financiero griego ha perdido alrededor de 43.000 millones de euros desde que Syriza llegara al poder, según se deduce de los datos del Banco Central de Grecia. La política de anti-austeridad auspiciada por Syriza durante los primeros seis meses de su mandato, llevó a Grecia a una situación crítica que estuvo a punto de provocar la salida de Grecia del euro.

El primer ministro griego Alexis Tsipras reculó ante las principales demandas de los acreedores. Entre las cuales cabe destacar más austeridad y el acuerdo de un nuevo plan de rescate valorado en 86.000 millones de euros.

Antes de dicho acuerdo, los bancos helenos así como la Bolsa de Grecia permanecieron cerrados, imponiéndose un límite de 420 euros de retirada de dinero de los cajeros, durante un mes.

Los ahorradores han retirado más de 116.000 millones de euros desde el estallido de la crisis de la deuda griega.

La última ronda de estímulo bancario, que comenzó con el ascenso de Tsipras al poder, depende de 90.000 millones de euros que será financiado por el Banco Central de Grecia, bajo aprobación del Banco Central Europeo.

Los prestamistas necesitarán una nueva inyección de capital adicional en otoño, la cual será financiada por los contribuyentes griegos. Ya se realizaron ampliaciones de capital en 2013 y 2014 por valor de 36.000 millones de euros.

Tsipras se dirigió a su gabinete el pasado viernes para comunicarles que la recapitalización del sistema bancario y el levantamiento de los controles de capital es la máxima prioridad del nuevo ejecutivo, que fue reelegido en las elecciones griegas del pasado 20 de septiembre, según recoge la agencia de noticias Reuters.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Javier C. Salazar

Contenido más reciente

 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com