Síguenos en   

¿Por qué se producen recortes en los servicios públicos?

-

Desde que comenzó la crisis financiera determinados movimientos y partidos políticos considerados de izquierdas, denuncian que los recortes en servicios públicos se producen, porque determinados políticos se pliegan a los intereses del sector financiero y de las grandes empresas. Es el discurso de Julio Anguita, ex coordinador general de Izquierda Unida y fundador del Frente Cívico. Formé parte de esta última organización, y aún sigo defendiendo este discurso. Los poderes fácticos (la banca), obviamente influyen en las decisiones que toma un Gobierno. La reforma del artículo 135 de la Constitución fue una prueba de cómo al poder ejecutivo pueden doblegarlo otros poderes como el Gobierno alemán, el BCE, la Comisión o el FMI. Sólo el año pasado las administraciones públicas tuvieron que destinar 31.405 millones de euros al pago de intereses de la deuda, según el IGAE (Intervención General de la Administración del Estado). Es natural que si se prioriza el pago de estos intereses, no haya suficiente dinero para educación, sanidad y servicios sociales.

Lo llamativo es que nunca he escuchado a algún miembro de Podemos denunciar otra causa, aún más importante si cabe, de la producción de estos recortes. Se trata del despilfarro anual de 100.000 millones de euros que suponen las Comunidades Autónomas (CCAA). La gran cantidad de ayuntamientos (casi la mitad tienen menos de 500 habitantes) y políticos que hay (más que en muchos países desarrollados). La creación de tantas entes, empresas públicas, embajadas, observatorios, institutos, etc; no tiene otro cometido. Esta causa es más importante que la anterior, por la cantidad y la corrupción que supone. No hay país en el mundo que tenga una estructura de gobierno similar, lo cual ya es sospechoso. Ésta va en contra de nuestra realidad política e histórica y se creo para enchufar a militantes de los partidos políticos. ¿En qué me baso para añadir tal cosa?

El PSOE formó parte de la Platajunta, cuyo presidente era Antonio García-Trevijano. Según García-Trevijano un miembro de aquel partido (no recuerda su nombre) le dijo que el "problema del PSOE y de otros partidos es que no había puestos para colocar a los segundones". Por ello unos años más tarde crearían con el apoyo del presidente Suárez y el profesor Arévalo, el "café para todos".

Enrique Múgica, cuando ganó el PSOE las elecciones de 1982, dijo que eso de la democracia está muy bien, pero lo importante era darle trabajo a los demócratas.

El economista Roberto Centeno lleva años denunciando el despilfarro que suponen las CCAA. Parte de sus denuncias se basan en la información proporcionada en dos libros: El despilfarro: la sangría de la España autonómica, del periodista Federico Castaño y El ocaso de las autonomías del economista Joaquín Javaloys. Según Roberto Centeno hay dos millones de funcionarios "puestos a dedo". Añade que el ministro Montoro ha llegado a afirmar que sólo 700.000 funcionarios en España han pasado oposiciones 'limpias y transparentes'. Hay que tener en cuenta que en nuestro país existen casi tres millones de empleados públicos. Según datos de la EPA los que pertencen a las CCAA, cobran de media 2.700 euros al mes, más que en ninguna otra administración y más que la media del sector privado.

Las administraciones regionales controlan mayor proporción de gasto que la de un Estado federado en Alemania o en Estados Unidos, o confederado (Suiza). El sistema autonómico está quebrado y ha provocado mayor desigualdad económica entre distintas regiones, además de aumentar la presión fiscal sobre la clase media y trabajadora. No es que el gasto esté descentralizado, sino que las autonomías gastan sin control, como si fueran Estados soberanos.

La cesión de las competencias de educación y de sanidad a las CCAA ha provocado un empeoramiento en la gestión los servicios públicos. De tener nuestro país unos de los mejores sistemas educativos de Europa, ha pasado ha estar a la cola. El PSOE priorizó el carnet y la fidelidad al partido por encima de cualquier criterio meritocrático. La endogamia, el nepotismo, y la mediocridad están hoy más presentes entre el profesorado de las universidades españolas. Esto en lo que tiene que ver con la rama de humanidades, no así en ciencias. Tenemos un sistema educativo muy enfocado a qué seas un buen técnico, pero un analfabeto en lo demás: historia, política, filosofía, derecho, economía, etc. De hay que los ingenieros, informáticos, enfermeros, etc; consigan empleo con relativa facilidad, mientras que el resto vaya a la cola de paro. Con el tiempo esta clase política destruirá las facultades de ciencias, con el objetivo de que las escuelas de negocios sigan haciendo su agosto. Porque ese parece que es el objetivo, destruir la educación pública, antaño forma de ascenso social de los menos privilegiados, para beneficiar a intereses privados.

La sanidad va por el mismo camino. Hay colapso en muchos hospitales, listas de espera interminables, ineficiencia de recursos, comisiones en la construcción de hospitales, etc. Al igual que en algunos centros educativos, se incrementan las ineficiencias en los servicios públicos para más tarde justificar su privatización. Los grandes sindicatos (UGT y CCOO) son las dos grandes agencias de colocación de la sanidad española, priorizando también el carnet en lugar de los méritos y capacidades del candidato. Muchos de los gerentes de hospitales están vinculados a partidos políticos y sindicatos, en lugar de ser profesionales independientes y aptos para el puesto. Esta situación está siendo denunciada por Jesús Candel (alías Spiriman), médico de Granada. Recomiendo que se suscriban a su canal de Youtube, donde diariamente pone en evidencia la mala gestión y la corrupción de la Junta de Andalucía. Dado que no está adscrito a ningún partido ni sindicato alguno, ha recibido ataques de todos lados, incluido de Teresa Rodríguez de Podemos, la supuesta adalid contra la corrupción en Andalucía.

Y es que a Podemos se le ve el plumero desde hace tiempo. Al igual que el resto de partidos, no creen en la meritocracia. Por ello consideran que el problema de las autonomías se soluciona dándole más dinero a la éstas. Es decir, el problema parece ser que aún no tienen suficiente control sobre lo que gastan. No me extraña que estén enchufando a personal y adjudicando contratos a empresas vinculadas a miembros de este partido. Sólo un imbécil político o un cínico puede pensar que Podemos va a regenerar algo. Esta clase política sólo cree en el reparto del botín del Estado, a costa de aplastar a la sociedad gobernada, y dentro de ésta, a la única que sí puede luchar contra la corrupción: la sociedad civil.


-

Comentarios

Comentar

Otras noticias

Sebastián Núñez
Aprendiz de la economía. Lector nocturno y aficionado al deporte.

Contenido más reciente





 © 2017 Economía Abierta .com   |   Aviso legal   |   Política de cookies   |   Política de privacidad   |   Contacto: admin@economiaabierta.com / info@economiaabierta.com